Como hacer la compra de manera inteligente y saludable

Compartir es vivirShare on Facebook0Tweet about this on Twitter

Entonces, como hacer la compra de cada semana? Seguramente has  leído en este blog o en otras publicaciones sobre qué alimentos son beneficiosos para el ser humano, como se compone equilibradamente un plato o que “tipo de dieta” te resulta ventajosa. Como hacer la compra es el momento de llevarlo a la práctica. La información sin la acción correcta no sirve de nada.

¿Como hacer la compra? ¿Qué debemos comprar? ¿Qué productos consumir? ¿Donde lo compro? Partamos de la base de que en los supermercados tradicionales pocos productos buenos o interesantes vamos a encontrar en cuanto a alimentación consciente se refiere. ¿Acaso piensas que esos paquetes de colores, o cosas pre-cocinadas, congeladas, super elaboradas pueden ser buenas? Estos espacios de cadenas comerciales que nos venden sus productos buscan más su beneficio económico (que es inmenso) y no abogan tanto por nuestra salud. La industria alimentaria es muy fuerte, posee un aparato de marketing muy potente y nos ha convencido de ciertas cosas que son, al menos, cuestionables. Valerse de etiquetas con las palabras “light” o “bajo en sal” o “producto natural” o “sin conservantes” solo buscan confundir al consumidor. No digo que lo que compremos en el súper es malo o que sea totalmente desaconsejable, pero deberíamos utilizar sus productos de una forma más selectiva. Usemos el sentido común, una vez más.

Entonces, comencemos por la base de nuestra alimentación. Necesitamos priorizar verduras, frutas y productos frescos, sean cereales, legumbres, semillas, aceites, carnes, huevos o lácteos. Es decir, alimentos de verdad, lo más cercano a como nos los ofrece la naturaleza. Por lo tanto se hace importante evitar productos muy elaborados, refinados, con azúcares añadidos, conservantes, colorantes, etc.

como hacer la compra

Otras cuestiones prácticas a tener en cuenta:

  • Hacer la compra con tiempo, sin hambre y descansados.

  • Planificar la lista con anticipación; pensar en varios menús de la semana. No improvisar.

  • Chequear las etiquetas del producto: su composición, vencimiento, de donde proviene, quién lo hace.

  • No comprar de más! Observemos nuestras neveras y despensas antes para así calcular que es lo que nos hace falta. Es realmente una desgracia tirar la comida en un planeta donde a pesar de los aún infinitos recursos, hay gente que muere de hambre.

El momento en que compramos nuestros alimentos es de especial relevancia. Va a causar un impacto directo en nuestra salud y la de nuestra familia. Nuestra energía vital, humor, descanso, concentración y rendimiento cotidiano depende de esto. Repito entonces, siempre será mejor optar por productos ecológicos, de estación, temporada y cercanía y por supuesto, pensar a quien se lo estás comprando. Nuestro poder como consumidores es muy, pero muy grande. El mundo y nuestra realidad va a cambiar por nuestras pequeñas acciones diarias. Esta es una de ellas.

Comparte este artículo en tus redes sociales y…

Suscríbete al Newsletter, así podrás descargarte gratis la “Guía de Hábitos Conscientes“.


Compartir es vivirShare on Facebook0Tweet about this on Twitter