Claves para vivir tu vida en serenidad

En estos tiempos festivos se vive mucho de lo superficial, y sin darte cuenta, tienes una dependencia que puede arrastrarte a pensamientos, sensaciones o patrones mentales que se repiten y que quizás no me aporten nada bueno y te alejen de la serenidad.

Una de las lecciones del yoga, es la del desapego. El arte del desapego significa suprimir el lazo de unión al deseo por las cosas, personas u objetos existentes.

Desde hace un tiempo intento dedicar tiempo al desapego, y hace que me sienta más ligero. Busco patrones, rutinas o objetos que no me aportan nada, o me suponen un gasto energético excesivo o inútil.

Vivir en flow, sin obsesión

En esa búsqueda me di cuenta que veía algo de cine casi cada noche antes de acostarme, y que lo hacía por rutina. Así que lo cambié por leer un libro. Puedo modificar rutinas o elegir pensamientos, por otros que se adecuen más a lo que quiero ser.

via GIPHY

 

Hablo de este tema porque estoy leyendo el libro “Las 7 leyes espirituales del éxito” de Deepak Chopra. La 6ta Ley, la Ley del Desapego, el  autor explica que a veces para conseguir lo que buscamos, debes dejar ir en vez de aferrarte con desesperación como si nos fuera la vida en ello.

Manual práctico para vivir en serenidad

La serenidad es ese estado desde el que puedes observar tanto la felicidad como la tristeza con ecuanimidad, sin dejarte arrastrar por ellas. Y este estado es una habilidad interna para no dejarte afectar por lo que sucede en tu entorno.

La serenidad aporta armonía y te permite experimentar una agradable sensación de paz y tranquilidad. Tu realidad se transforma y puedes ver lo que te rodea desde el filtro de la calma, aunque el contexto sea acelerado.

Quiero ofrecerte 8 consejos para comenzar a practicar una vida más serena y de esta forma vivir con plenitud y calma.

1. Identifica el origen de tus preocupaciones

Indaga qué es lo que te causa malestar, qué situaciones se desencadenan tu ansiedad, estrés, ira o sufrimiento y en qué momentos te sientes peor. Iniciar el camino hacia la transformación serena comienza con reconocer qué te molesta y liberarte de ello.

 

via GIPHY

 

2. Observa tu forma de actuar

Fíjate si le das atención a cosas que no la merecen, si pierdes tu calma por asuntos de poca importancia o si tus emociones fácilmente se desbordan. Si percibes que reaccionas exageradamente, empieza a generar un nivel de consciencia sobre aquello que es realmente importante. Lo único que merece tu atención es aquello que te resulta agradable y puedes vivir desde el amor.

3. Aléjate de la perfección

No te castigues por no alcanzar un alto estándar de perfección. Generalmente esto te lleva a sufrir altos niveles de estrés por cumplir con tareas que están lejos de tu felicidad, dirigiéndote a la insatisfacción, angustia y agotamiento.

 

via GIPHY

 

4. Toma tiempo para ti

Esto es esencial. La serenidad viene desde dentro, es decir, es imprescindible conectar con tu ser para contactar con la quietud. Esto está muy vinculado al autoconocimiento. Reserva espacios para realizar actividades que sean placenteras y que te permitan liberarte- Por ejemplo, meditar, hacer pilates, yoga u otro tipo de actividad con la que puedas drenar el exceso de energía o sobrecarga que sientas

5. Canaliza las emociones negativas

A veces te verás envuelto en una discusión interna que termina en autodestrucción. Practica un ejercicio de respiración consciente (como los que te comparto en este post) y deja fluir tus pensamientos. Si notas que son negativos, trata de darle la vuelta y encontrar lo positivo en él.

 

via GIPHY

 

6. Demuestra gratitud

Al ser agradecido te conectas con todas las cosas buenas que están en tu vida y con ello alejas los pensamientos que te presionan. Agradecer mueve la energía positiva en tu interior.

7. Orienta tu felicidad

La felicidad no es un destino, yace en tu día a día en lo que haces. Orienta tu felicidad hacia el bienestar que puedas sentir hacia las cosas sencillas y hermosas de la vida. Cuando lo haces, tu mente se calma, los pensamientos negativos se diluyen y a serenidad se hace presente.

8. No intentes cambiar la realidad

Hay cosas que nunca podrás cambiar, como lo que piensan, sienten, dicen o hacen otros, así como las situaciones que simplemente ocurren y no tienes control. Tampoco puedes cambiar el pasado o predecir el futuro. Intentar modificar algo que está fuera de ti te hará sentir inquietud. En cambio, acéptalo, vive el presente y busca el aprendizaje para regular tu propia reacción hacia ello.

 

Trabajar en estas prácticas te ayudarán a vivir una vida más serena, calmada y con desapego, llevándote un paso más cerca a la vida que deseas vivir.