F**k mondays , 6 pasos para superar el lunes

Compartir es vivirShare on Facebook34Tweet about this on Twitter

Como remontar el lunes con actitud

“Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, estás en lo cierto” H. Ford.

¡Otra vez es lunes! Además de la posible resaca, somnolencia o virtual pereza, un nuevo bombardeo mediático nos azota. Otra vez la pantallita nos “ilumina” y sugestiona sobre gustos, valores, novedades y gracias.

¿Otra vez vamos a dejar que las Facebook, Instagram y sus imágenes de modelitos, pseudocelébrities o la morritos de turno nos dictaminen que es lo cool?

Este fenómeno de la información, la hiperconectividad o las redes sociales ya no es un fenómeno, es una era que ya comenzó, una realidad que cambia constantemente que necesitamos aceptar para adaptarnos a ella.

En muchas ocasiones nuestros valores se ven distorsionados por estímulos externos que ya no podemos controlar; están ahí y es prácticamente imposible evitarlos, a menos que te vayas a vivir al monte y te transformes en un hermitanio.

Entonces, visto lo visto, te sugiero algunas cositas para seguir mejorando día sí y día siguiente también y que tus jornadas sean un canto a la vida. Fuck mondays. Pensamientos positivos generan círculos virtuosos.

  • Deja de compararte con los demás: no hay cosa más odiosa que las comparaciones. Y si nos comparamos nosotros mismos con otra peña ya ni te cuento. Puede ser tan fácil de compararte con esa tía buena que se ve en Instagram con ropa y accesorios carísimos que tal vez no puedas comprar o lucir así de bien, ese cuerpo moreno tonificado y la vida “perfecta”. Lo que se ve en los medios sociales son a menudo los episodios de las personas que optan por compartir con ustedes. Difícilmente esta gente postée cuando están de resaca, depresivos o tristes. Hace poco leí en un periódico que una modelo australiana se hacía un promedio de 300 fotos al día para publicar solo 2 y que trataba fatal al equipo humano que trabajaba con ella. No te compares, hazme caso. Tú eres tú y los demás, que hagan lo que quieran. Cada persona es un mundo y como tal tenemos que aceptarnos. Piensa en todas las cosas por las que debes estar agradecido/a a la vida. Seguro que las hay. ¡Agradece!
  • Piensa en positivo: establece tus objetivos, escríbelos y visualízalos. Créeme, funciona. Y para que realmente esto sea así, debes tener una mente positiva. Encuentra lo bueno dentro de lo malo que sucede. Esto parece un cliché, palabras al viento o una posturita new age o happy flower. No lo es. La mente se entrena, al igual que tus músculos. Si cada día te repites a ti mism@ que puedes, podrás. Cámbiate. ¡Entrena tu mente, conviértete en un pensador positivo!
  • No te quejes: Por lo mismo establecido en el punto anterior. Evita la queja! Nada se va a solucionar desde la queja. Si algo no funciona, valora que acciones necesitas llevar a cabo para arreglarlo. Y si no tiene arreglo… pues sigue con lo siguiente…pero no te quejes!
  • Rodéate de personas positivas: relacionado con los dos puntos anteriores. Acaso crees que estando alrededor de gente que se queja constantemente sobre sus vidas va a ser positivo para ti? Valora quienes de los que están cerca tuyo son seres que te aportan luz y tranquilidad y quienes son tóxicos o te roban energía. Nuestro entorno importa y mucho.
  • Sè curioso, edúcate: lee, investiga, muévete. Es muy importante ser consciente; educarse a sí mismo en la salud y el bienestar. Ten en cuenta que no siempre es posible cambiar cada aspecto físico de su cuerpo. No puedes ser más alto de lo que eres ni tus caderas van a estrecharse más; sin embargo, puedes hacer ejercicio y comer sano para sentirse en forma, feliz, confiado/a y cómodo en tu propia piel. Encuentra lecturas que te motiven. No mires la tele, no leas el periódico. Sé dueño de tu tiempo, elige informarte con textos o imágenes que tengan un impacto positivo en tu persona.
  • Sonríe. No importa el qué. Sonríe, que las cosas buenas están por llegar.

Los entrenamientos mentales son tan beneficiosos como los físicos. Se fuerte, ten confianza en ti. Tu puedes ser la mejor versión de ti mism@. Eso es lo que realmente vale.

Comparte este artículo en tus redes sociales y…

Suscríbete al Newsletter, así podrás descargarte gratis la “Guía de Hábitos Conscientes

Compartir es vivirShare on Facebook34Tweet about this on Twitter