Mucho entrenar, poco adelgazar ¿qué haces mal?

Una de las metas más populares para iniciar el año es “adelgazar”. Con más tiempo encerrado en casa, en esta condición de pandemia mundial y confinamiento, es muy probable que hábitos sedentarios hayan extendido raíces. Poco movimiento atenta contra nuestros objetivos.

Más allá de un estándar estético, adelgazar debe ser una meta de salud. La obesidad y el sobrepeso es el punto de partida de muchos problemas metabólicos y dan cabida a enfermedades que pueden ser mortales o muy dañinas.

Si adelgazar es tu objetivo, hay muchas maneras de alcanzarlo, pero debo advertirte que no existen atajos para lograrlo rápido sin sacrificar por otro lado tu propia salud. Es una meta que requiere constancia y paciencia, pero que, de hacerlo bien, te dará mucha satisfacción.

via GIPHY

Si ya te pusiste en ello, y no has visto resultados, puede que hay algo que falle. En este artículo quiero que conozcas los errores más comunes a la hora de perder peso. Ahí vamos.

Ejercicio de cero a cien no te hace adelgazar más rápido

 Muchas personas se ven en el espejo y se proponen perder peso a como dé lugar. Y no es que sea una mala idea pasar a la acción, pero lanzarse de repente de hacer absolutamente nada de actividad física, a dos horas diarias en el gimnasio, no es precisamente lo que te ayudará a lograrlo.

Es posible que te esfuerces cada día pasando horas en el gym, corriendo en la cinta, haciendo abdominales, sin lograr adelgazar ¿por qué sucede esto?

Error 1: Sólo te enfocas en cardio

Cuando ingresas en el gym, generalmente pasas directo al cardio. Este entrenamiento es estupendo para mejorar el funcionamiento de tu sistema respiratorio y cardiovascular, y activar tu organismo de forma general. Pero para perder peso, necesitas más que eso.

El cardio es un ejercicio que exige más de lo que te devuelve en términos de tiempo, esfuerzo y pérdida de grasa. Correr durante media hora te hace gastar bastantes calorías y perder mucha agua a través del sudor, pero al terminar, el agua perdida se recupera al ingerirla y no quemarás más grasa.

La mejor alternativa para perder peso es el entrenamiento de fuerza, que te ayuda a construir masa muscular y tonificar tus músculos. Esto hace que gastes más energía incluso después de entrenar, y te dotará de mejor estética.

via GIPHY

El HIIT (entrenamiento de alta intensidad por intervalos) es la gran alternativa para personas que tienen poco tiempo y desean perder peso. Este tipo de entrenamiento es más eficaz que el cardio de larga duración.

Esto se debe al EPOC (consumo excesivo de oxígeno después del ejercicio), que hace que tu cuerpo siga quemando calorías durante varias horas después para reparar los tejidos y recuperarse.

En este articulo te hablo de las 3 claves que necesitas para estar fit, y además te ayudo a configurar tu actividad física con casos prácticos. Y en este otro articulo te dejo una rutina ideal para quemar grasa.

Error 2: No te fijes en el peso, sino en la composición corporal

Uno de los grandes errores es querer adelgazar sin importar si ese peso proviene de la masa gasa, de la masa muscular o de la cantidad de líquido que pierdes.

Este punto de inicio es incorrecto, además genera una gran frustración al ver que el número de la báscula no baja a pesar de sentirte más en forma.

Una recomendación es que no te obsesiones por el número de la báscula. Ese número no responde a tu estado de salud ni a la forma de la persona. Dos personas que pesan lo mismo pueden tener un porcentaje de grasa diferente y visualmente tener figuras distintas.

¿Dónde recomiendo que centres tu objetivo de progreso? En parámetros que sí miden tu salud: la cantidad de masa muscular, la cantidad de masa grasa o el perímetro de tu cintura.

Error 3: mucho ejercicio y nada de dieta

Nuestro cuerpo es muy eficiente acumulando calorías, y poco eficiente gastándolas. Es una cuestión de evolución: cuando éramos cavernícolas no comías todos los días, y cuando lo hacías, el exceso se acumulaba en el cuerpo en forma de grasa para cuando la necesitaras, en caso de que pasaras los próximos días sin poder comer.

via GIPHY

Es probable que ahora que vas al gimnasio, cuando antes ni lo saludabas, te estés permitiendo comer más de lo que necesitas. Si te dices a ti mismo frases como “me lo he ganado” o “tengo que reponer lo que he perdido”, por mal camino vamos.

Ten en cuenta el objetivo: no lo lograrás si ingieres más calorías de las que quemas. Entrenar no te da carta blanca para comer libremente lo que quieras, así no podrás adelgazar.

La moraleja de esto no es “deja de comer”, sino “hazlo de forma eficiente”.

Una dieta hipocalórica, preferiblemente sugerida por un dietista-nutricionista que evalúe tu condición, es la mejor vía para garantizar que ingieras menos calorías de las que gastas, y no desfallezcas por limitar todas tus comidas.

En mi libro “Comes Fatal y lo Sabes”, te ofrezco las claves para desarrollar tu inteligencia alimenticia.

La clave: conseguir un método sostenible en el tiempo

No soy partidario de controlar al milímetro las de calorías (al comer o al entrenar), pero sí tener consciencia de si vas o no por buen camino, y que te mantengas constante en el tiempo, porque los resultados no se dan de la noche a la mañana.

Mantener una dieta saludable, basada en comida real y no en productos con buen marketing, que te provean un buen aporte de hidratos de carbono de calidad, proteínas y grasas saludables, que puedas mantener en el tiempo, es la mejor forma de mantener la constancia en tu objetivo.

En mi Instagram podrás encontrar varios ejercicios HIIT que puedes comenzar a aplicar hoy mismo. También puedes descargar mi guía gratuita: 5 ejercicios de Pilates + HIIT para recuperar tu figura.